Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del periodo de campaña del 30 de marzo al 5 de julio del presente año.
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Proyecta GCDMX Parque “LA CAÑADA”

Publicado el 29 Marzo 2018
thumb_1293_640x360_0_0_crop.jpg

Con el objetivo de brindar un nuevo pulmón al poniente de la Ciudad de México que sirva para proteger recursos naturales y evitar el crecimiento de la mancha urbana en la delegación Álvaro Obregón, el gobierno capitalino proyecta el Parque Público Metropolitano “La Cañada”. Consta de 27 hectáreas que, a través de su recuperación y saneamiento, ayudarán a la protección de los recursos naturales en esta la zona de barrancas que actualmente se encuentran en abandono y deterioro.

“Recuperar y sanear muchos de los espacios que están alrededor, está en este plan, en este proyecto que han realizado expertos (…) el impacto urbano viene comiéndose ya la zona y si no hacemos algo ahí, va a desaparecer”, alertó el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, al presentar el proyecto. De ponerse en marcha, detalló, se implementarían acciones como la regeneración de las barrancas, saneamiento de los cuerpos de agua existentes, infiltración de agua a mantos acuíferos, captación de aguas pluviales y su reutilización para riego y otras necesidades de la zona, así como empleo de tecnologías sustentables y reforestación para convertir en un pulmón verde de la ciudad. Explicó que las opciones a partir de las cuales podría ser financiado este proyecto serían: sistema de actuación por cooperación, recursos fiscales o federales. El costo estimado del proyecto supera los mil 600 millones de pesos.

“Se puede hacer de dos maneras: en una estrategia puramente con recursos fiscales a largo plazo. Se puede hacer con el esquema de ‘La Mexicana’, en Santa Fe, en donde se piense 70, 30 (área verde y de desarrollo inmobiliario) un esquema de participación pública privada; eso puede ser en mucho menor espacio de tiempo”, comentó.

Advirtió que los asentamientos urbanos ponen en peligro los afluentes que actualmente existen, aunque a veces “no los vemos porque hoy están muy erosionados, pero ahí están los afluentes (…) no es que vayamos a inventar agua, hoy existe esa agua, nada más que se está perdiendo, no se está aprovechando”. De acuerdo con el mandatario capitalino, las dimensiones de “La Cañada” equivaldrían casi al tamaño de “La Mexicana”. Al igual que en dicho parque, las decisiones se tomarían a partir de la participación ciudadana y su cuidado se basaría también en un fideicomiso “que pueda darle mantenimiento y sustentabilidad”.

El proyecto lo conforman seis elementos: • Recreativa. Se proyecta foro al aire libre, juegos para niños, espejo de agua, vivero, laguna/zona de lago, espacio para mascotas, rincón gastronómico, área de jardín y de descanso. • WiFi. • Cultural. Biblioteca, salón para tareas, Centro Cultural de Música, Pabellón Cultural, Centro Interactivo y corredor artístico. • Deportiva. Ciclopista, sendero para jogging, canchas de usos múltiples y pista de patinaje. • Servicios. Accesos peatonal y vehicular, estacionamiento, enfermería y guardería. • Jardines y reforestación. Los beneficios ambientales se verían reflejados en el aumento a la infiltración de agua de lluvia al acuífero y recuperación de la capacidad de recarga original; saneamiento del sistema hídrico local; recuperación de la masa forestal y la cubierta vegetal; retiro de residuos sólidos inorgánicos del suelo; así como la protección, conservación y aumento de las especies nativas de flora y fauna y su población relativa. “La recuperación de muchos de los espacios públicos en la Ciudad de México, hoy estoy presentándoles qué se puede realizar, no es algo que solamente esté en la imaginación, sino es algo que lo que hoy les estoy presentando”, destacó el mandatario capitalino. Prueba de ello, aseguró, es que esta administración concretó la creación de “La Mexicana”, en Santa Fe, y el parque hídrico “La Quebradora”, en Iztapalapa, así como los parques lineales Telecomunicaciones y Canal de Río Churubusco, entre otros.